El entrenamiento, la técnica y la disciplina deben estár por encima de la tecnología textil.


   

                 Brasil prohíbe los "fastskin" en las                 categorías infantiles y juveniles de base